Google

viernes, 16 de mayo de 2008

NO A LA INVASIÓN DE CAMPO

Ante el posible ascenso del Numancia se ha planteado un debate (?) a mi parecer estúpido, sobre si saltar al campo o no tras el pitido final. Yo defiendo tajantemente la postura de no saltar por los siguientes motivos:
.
1- La multa al club sería de 3000 euros por la invasión, y se producirían destrozos en redes, terreno de juego y elementos del campo que cuestan una pasta reparar.
2- Los jugadores se irían echando leches a vestuarios. La intención de muchos de los que saltan es 'desnudarles' literalmente y quitarles todo lo que puedan. Las camisetas las tienen reservadas para seres queridos y no van a darlas.
3- Se fastidiaría la celebración de los jugadores con el resto del público. No podrían dar ni vuelta de honor, ni zambullirse en la piscina, ni nada. Los que nos tenemos que ir fuera nos quedaríamos prácticamente sin fiesta, y esta se trasladaría al vestuario.
4- Os pueden caer 3001 euros de multa. Si no son muchos los que saltan los seguratas se pondran serios y os podeis echar a temblar como os cojan.
5- Tanto el club como las peñas más representativas han apoyado la opción de celebrarlo desde la grada. Por tanto creo que deberíamos secundarlos y hacer lo mismo
6- Da un aspecto de no saber estar y de falta de comportamiento cívico al exterior.
7- Se ha instaurado como 'tradición' en los últimos 3 ascensos. Yo lo comprendí cuando fue algo espontáneo, pero en esta ocasión ya la gente lo está premeditanto desde una semana antes, y me parece lamentable, porque hay gente que sólo va a este partido (a ningún desplazamiento, ni siquiera el resto del año) y esos son los que saltan los primeros. Deplorable.
.
En otro orden de cosas Beranger ha fichado por el Espanyol de Barcelona. El club perico se lleva un jugador muy bueno defensivamente hablando, con un físico y una velocidad envidiables. Ha pagado la claúsula de rescinsión del jugador francés, 1,5 millones de euros. El anuncio del fichaje se hará oficial una vez que el Numancia consiga el ascenso matemáticamente.
Publicar un comentario