Google

viernes, 6 de junio de 2008

Final NBA: Boston Celtics - Los Ángeles Lakers (1er partido)

El primer punto de la final se ha quedado en el Boston Garden. Los Celtics han hecho valer su factor cancha y con su mayor acierto ofensivo y su fortaleza defensiva, y sobre todo su mejor rebote, han sido finalmente determinantes para que Gasol tenga que esperar un partido más, al menos, para ganar su primer encuentro en una final NBA. El partido ha estado muy igualado en los tres primeros cuartos, pero en el último los Boston, ayudados por una pantomima de Paul Pierce, que ha descentrado a los Lakers y a azotado al público local, han pasado por encima de los angelinos. Boston Celtics 1-0 Los Ángeles Lakers.
Aquí os dejo una extensa crónica del primer partido de la final.

PRIMER CUARTO (23-21)

Gasol encestó la primera canasta de la final en Boston. Fue el mejor comienzo de partido para el español de los Lakers. Sin embargo, sus carencias en la defensa de jugadores con mucha movilidad, se hicieron patentes en el duelo con Kevin Garnett. Los tiros de 6 metros son especialidad de la casa para el jugador de los Boston Celtics, y así lo demostró durante el cuarto, volviendo loco a Gasol. En su favor hay que citar los 6 puntos que Pau consiguió y la falta que le sacó a Kevin. Sin embargo, no aprovechó del todo su superioridad en ataque en su emparejamiento con Perkins.

Kobe Bryant no fue el que se esperaba durante este cuarto. Una estadística penosa (2/8 en tiros) lacró en cierta manera a su equipo, que pese a disponer ahora de más alternativas, sigue teniéndole como su referencia principal a la hora de atacar. Las dos faltas cometidas por Ragmanovic con excesiva fogosidad y celeridad, hicieron cambiar los planes a Phill Jackson, quien dio entrada a Vujacic. El serbio, estuvo muy blandito en defensa, y esto lo aprovecharon los Celtics, por medio de Ray Allen, que con tiros muy cómodos, hizo 5 puntos en menos de un minuto. Dos puntos más de Rondo con Vujacic como defensor aumentaron la brecha a un parcial de 7-0. Sin embargo, un aumento de la intensidad defensiva por parte del equipo angelino, con tapón de Gasol incluido devolvió la igualdad al marcador. Una canasta más de los locales puso final al primer cuarto con 23-21 en el electrónico.

SEGUNDO CUARTO (46-51)

El segundo cuarto comenzó con los dos equipos B en pista. Cassell por Boston, y Vujacic y Turiaf por Lakers eran los cambios más destacados. Sería el de los Celtics quien golpearía primero. Quizás su gran experiencia en partidos de esta índole le ayudó a entrar muy concentrado, y por ello abrió una brecha de 6 puntos en el marcador con increíble facilidad. Anotó 7 puntos con canastas muy lejanas que agitaron a los aficionados ‘verdes’. La vuelta de Pau Gasol a la cancha dio más seriedad a los angelinos. Un tapón del mismo sobre Kevin Garnett parecía ser un mazazo en el duelo particular que mantienen estos dos jugadores, desde aquél memorable mate de Gasol con los Grizlies en el que lo celebra en la misma cara del por entonces jugador de los Timberwolves, Garnett. Pero un árbitro decidió anularlo y pitar falta personal de Gasol. Una injusticia. Mientras tanto, Turiaf seguía ‘a su bola’, metiendo canastas inverosímiles.

Pero lo del tapón afectó moralmente a Gasol. Kevin siguió aprovechando el desajuste defensivo existente entre la gran movilidad de Kevin y la poca intensidad defensiva de Pau. Phill Jackson no supo corregir este desajuste, y Garnett consiguió ponerse en 16 puntos con excesiva facilidad. Kobe entonces, tomó el liderazgo antes reclamado, y comenzó a anotar puntos y a repartir asistencias. El juego angelino mejoró claramente, y se restableció la mortífera conexión Kobe-Pau. Odom también tomó su responsabilidad ofensiva, y los Lakers se situaron por encima en el marcador. Pese a todo un inspirado Rondo no permitió alejarse a los Lakers en demasía, y dejó el marcador muy igualado para el tercer cuarto (46-51).
.
TERCER CUARTO (77-73)
.
Tremendo cuarto el tercero. Todo comenzó con un 3+1 de Paul Pierce que a su vez colocó la tercera falta a Ragmanovic. Kobe entró con fuerza, esta vez sí, en el partido, pero Pierce siguió replicando con triples. La cuarta falta de Ragmanovic propició un nuevo desajuste cubierto otra vez por Vujacic. Garnett sigue con su suma y sigue y ya van 20 puntos. Gasol sigue sin poder con él. Kobe se encuentra más metido que nunca en el partido, y comienza a generar canastas increíbles y asistencias. Una majestuosa asistencia sobre Gasol y una gran canasta ponían a los Lakers por encima.

En esa misma canasta se produjo una ‘lesión’ del jugador estrella de los Celtics, Paul Pierce. Saltaban todas las alarmas, pues se llevaban a Pierce al vestuario sin apoyar los pies en el suelo, y este doliéndose amargamente de su rodilla izquierda. Al mismo tiempo Perkins también tenía que ir al vestuario por una lesión similar. Boston aguantó los 62 puntos de los Lakers, y de repente, Pierce salio del vestuario en plan Rocky Balboa. La afición enloqueció, y este efecto produjo una inversión de la tendencia del partido favorable a los angelinos. Todo parecía un montaje, montaje que provocó su efecto deseado. Dos triples consecutivos del ‘lesionado’ abrieron una brecha en el marcador y dejaron el último cuarto con una leve ventaja para los de Boston (77-73).
.
CUARTO CUARTO (98-88)
.
El último y decisivo cuarto comenzó con un ritmo asfixiante, y un intercambio de canastas entre Bryant y Allen. Pero los suplentes Posey y Cassel abrieron a continuación una brecha de 8 puntos que ya nunca conseguirían contrarrestar los Lakers. Fisher y Vujacic se empeñaron en seguir en el encuentro y con dos canastones volvieron a meter a su equipo en el partido. Gasol hizo un importante trabajo en la faceta del rebote ofensivo, pero la brecha no se reducía. La incapacidad anotadora de los Lakers en el último cuarto, y el protagonismo más que evidente de Paul Pierce se hicieron obvios en este último cuarto. A partir de ahí los Lakers siguieron nublados completamente en ataque, y los Celtics mantuvieron su ventaja a base de tiros libres. Un espectacular mate de Garnett ante Gasol (este sí se vengó del de aquél Memphis-Minnesotta) fue lo más destacado de un final de partido en el que Boston se adueñó del primer punto de la final (98-88).
Publicar un comentario