Google

jueves, 5 de junio de 2008

Boca NO da el Maracanazo

Final inédita en la Copa Santander Libertadores. LDU de Quito y Fluminense disputaran a doble partido la final de la máxima competición de clubes sudamericana. Los brasileños consiguieron el pase a la ansiada final, tras un duelo de emoción incontrolada, más propio de una gran final que de su antesala, donde el corazón de los 92000 espectadores que lo presenciaron dio mil vuelcos con todas las acciones de los 22 protagonistas. Boca llevó el peso del juego, las ocasiones y el buen fútbol, pero la mala suerte y la inspiración del guardameta Enrique les privó de la gloria. Fluminense se encomendó a estos factores y a una pegada descomunal.
Wasington fue el héroe de la noche. El descomunal gol del gigantón brasileiro, de falta directa, cuando toda la platea esperaba que Tiago Neves fuera el responsable de ejecutar el lanzamiento, desorientó a los bonaerenses y insufló la dosis de adrenalina necesaria a los brasileiros para que pudieran comenzar la remontada. Palermo se había encargado minutos antes de dar el primer golpe sobre la mesa, al cabecear como un verdadero '9' un preciso servicio del interior izquierdo Dátolo. Riquelme estuvo muy cohibido durante los 90 minutos del encuentro por el férreo marcaje efectuado por Arouca, que sin llegar a ser un marcaje individual, si mermó en gran medida al gran jugador argentino, quién no encontró la manera de llevar a su equipo al triunfo. Un contraataque brasileño, en el que la suerte se alió con el ex-River, Darío Conca, y hizo que su inocente disparo rebotara en el 'Negro' Ibarra y perforara la portería de Migliore. A partid e ahí 20 minutos en los que Palermo y cía (ni el 'iluminado' Boselli pudo) se volcaron ante la portería de Henrique, y la suerte, el desacierto boquense y el embrujo de Maracaná, derrumbaron la mística copera bonaerense. El mágico Dodó se encargó de finiquitar el encuentro en el minuto 92 tras un grave error de la defensa visitante. Maracaná por fin respiró aliviado, tras 92 minutos de intenso sufrimiento. Boca no consiguió repetir la azaña de Uruguay, salvando las distancias. Fluminense entra en la historia al conseguir su primera clasificación para la final de una Copa Libertadores.
En la madrugada del martes la sorpresa había saltado en Ecuador. El humilde LDU de Quito, había hecho valer el empate cosechado en tierras mexicanas, y era el primer finalista de esta extraña Copa Libertadores. La diferencia abismal de presupuesto entre el América y el Liga de Quito parecía decantar la balanza del lado de los aztecas, pero más allá de la realidad, el juego y las mejores ocasiones fueron para los locales. Salas y Guerrón jugaron un gran encuentro pero no encontraron portería. El América se quedó con un jugador menos mediada la segunda mitad y a partir de ese momento el Liga de Quito solamente tuvo que controlar el esférico, especular con el resultado y lanzar rápidas contras. El empate a cero fue más que suficiente para que Ecuador siga siendo un sólo equipo, y sueñen con la Copa Libertadores...
Publicar un comentario