Google

jueves, 23 de octubre de 2008

Aguirre se salva y los de Benítez se dejan dos puntos en el Calderón


Uno de los partidos más importantes de la tercera jornada de Champions League se daba cita en la capital española. Atlético de Madrid y Liverpool se medían las caras en un encuentro para el que las apuestas de fútbol firmaban un empate. La gran noticia era Fernando Torres, el cual volvía a casa pero lo vio desde la grada.

Y así ocurrió en el Manzanares; los dos equipos llegaban al campo de batalla con un ojo puesto en el enfrentamiento partido de sus respectivas ligas. Por su parte los de Benítez se enfrentan al Chelsea el domingo, partidazo de la Premier League en el que se pondrá en juego el liderato, y los de Aguirre viajan a Castellón para intentar ser competitivos frente al ‘submarino amarillo’.

Esto influyó mucho en las alineaciones de ambos equipos, pero sobre todo en la de los rojiblancos, donde el mejicano se la jugó con Álvaro Domínguez y Camacho de titulares, y sobre todo, con Agüero en el banquillo. El madrileño Domínguez formaba el centro de la defensa con Perea, los cuales en el minuto 14’ dejaron una autopista a Robbie Keane quien a pase del capitán Gerrard no dudo en usar para abrir el marcador.

Tras el gol el Liverpool se vino arriba, y el Atlético de Madrid, que era el que tenía que tirar del carro en casa, las veía venir salvándose por los errores en ataque de los ‘reds’. Solo el centro del campo parecía funcionar en los locales.

Durante el descanso, y cuando las apuestas en Champions League daban la victoria a los de Anfield Road, Aguirre dio entrada a la perla argentina. Los del Manzanares ganaron en confianza y su juego entró en calor durante toda segunda parte, siendo ya competitivos. Benítez hizo tres cambios en la segunda parte dedicados a Scolari, quitando a Keane, Gerrard y Xabi Alonso.

El conjunto arbitral se lució en el día de ayer, llegando a anular un gol a Maniche por un supuesto fuera de juego que hasta los de la última fila vieron que no lo era. Esto no ayudaba a los colchoneros, pero Aguirre encontró su ‘ángel de la guarda’ en Simao, quien recogió un regalo de Forlán y no desaprovechó la oportunidad.

Con el empate el Atlético se lleno de moral y el segundo estuvo en boca de Miguel de las Cuevas, pero Reina le contestó en español con una parada espectacular, dejando el partido en tablas.

Al final, reparto de puntos, y el Vicente Calderón sigue siendo un fortín frente a las visitas de los británicos.
Publicar un comentario