Google

lunes, 26 de abril de 2010

Raúl y Van der Vaart se podrían perder el final de temporada


Malas noticias para el ‘7’ y para el holandés. En un final de temporada que se presenta apasionante por la diferencia mínima que hay en la parte alta de la tabla, Raúl y Rafael no podrán ayudar al equipo a conseguir algo que cada vez se ve más difícil, ya que los blancos dependen del Barcelona. Ambos jugadores se lesionaron en la Romareda, donde el Real Madrid consiguió la victoria por 1-2 siendo Raúl uno de los goleadores de la tarde del sábado. El gol del ‘7’ le coloca con tercer máximo goleador en la historia de la liga española por detrás de Zarra y Hugo Sánchez.

Raúl saltó al terreno de juego de la Romareda sustituyendo al lesionado Van der Vaart y tras marcar tuvo que ser sustituido por una molestia en el tobillo. El eterno capitán del conjunto blanco había solicitado el cambio y antes del que se parara el juego para poder ser sustituido, aprovechó un balón de Cristiano Ronaldo y abrió una lata que se le resistía a los de Pellegrini. Raúl tiene un esguince en el tobillo de grado 2 con afectación del ligamento tibio-peroneo, lo que le tendrá separado de los terrenos de juego unas 4 semanas y por lo que se perderá lo que resta de temporada. Muchos se preguntan ya si el del sábado pudo ser el último partido oficial del ‘7’ con la camiseta del Real Madrid, ya que como dejó entre ver hace poco, él quiere jugar y en el conjunto blanco disfrutar de minutos está muy complicado.

Por su parte, Van der Vaart sufre una rotura en el bíceps femoral de la pierna izquierda, lo que le tendrá unas tres semanas en el dique seco. Aunque aparentemente podría llegar a las últimas jornadas frente al Málaga, parece previsible que el holandés no forzará para llegar en plenas condiciones a la apuesta por el Mundial 2010. La de Van der Vaart podríamos decir que es la baja más importante de las dos ya que estaba siendo clave para el equipo. De hecho el propio jugador había declarado hace pocos días que se encontraba en su mejor momento y que no tenía duda de que seguiría en el club el año que viene.

Pellegrini deberá afrontar el final de temporada sin estos dos jugadores, además de las bajas con las que ya contaba. Por fortuna para el madridismo, Kaká parece más que recuperado y con ganas de ayudar al equipo a conseguir la liga, siempre y cuando el Barcelona pinche.
Publicar un comentario