Google

lunes, 3 de mayo de 2010

Cristiano no quiere un año en ‘blanco’


Cuando Cristiano Ronaldo llegó al Real Madrid tenía claro que era para ganar títulos, no para ver como otros los celebraban 600 kilómetros al noreste de la capital. Lo lleva demostrando durante todo el campeonato y en más de una ocasión ha tenido que tirar del carro como tantas veces lo ha hecho Raúl. Ayer las cosas no salieron bien. En defensa el conjunto blanco hizo aguas en más de una ocasión, lo que les pudo costar el partido de no ser por la gran pifia del iraní Masoud. Cristiano Ronaldo marcó dos de los tres goles del Madrid y fue, sin duda, el hombre del partido pero él solo no va a poder robarle la liga a un Barcelona que tampoco pinchó en El Madrigal.

Mal partido de los de Pellegrini, quienes llegaron a estar por debajo en el marcador, jugando en su propio campo, hasta en dos ocasiones. Todos somos humanos y por ello Albiol también, pero su fallo al comienzo del encuentro le pudo costar el campeonato a su equipo. Por fortuna el error llegó nada más comenzar el encuentro porque, si eso lo hace al final, posiblemente el Real Madrid no podría haber remontado. Cristiano Ronaldo, atracción segura en la apuesta por la Copa del Mundo, puso las tablas y la fe, pero de nuevo el conjunto rojillo se puso por delante gracias a un gran gol del húngaro Vadocz. Tuvo que aparecer Marcelo justo antes del descanso para marcar con la cabeza y dar esperanzas a la familia blanca.

En la segunda parte, el Osasuna siguió tratándole de tú a tú a los de Pellegrini e incluso pudo sentenciar el encuentro. Nuevo falló defensivo, esta vez fue general, y Vadocz se planta solo delante de Casillas. El meta internacional asusta y por ello el húngaro optó por la mejor opción, darle el esférico a Masoud quien se presentaba a puerta vacía. Incomprensiblemente el iraní falló un gol cantado. Esto pudo dar ánimos a los locales y Cristiano Ronaldo apareció para marcar el de la victoria a falta de un minuto para que se cumpliera el tiempo reglamentario.

CR9 salió caro pero está respondiendo a las expectativas. Por el momento está siendo imprescindible en las remontadas del Real Madrid, equipo que la próxima jornada visitará uno de los feudos más hostiles de esta temporada, el Ono Estado del Mallorca.
Publicar un comentario