Google

lunes, 2 de mayo de 2011

Polivalencia al servicio del 'Sir'

Cristiano Ronaldo, Kaká, Benzemá, Higuaín, Di María, Mesüt Ozil, Adebayor... No, no es un 'Dream Team' formado por las estrellas mundiales. Es el Real Madrid 2010-2011. El equipo con más polivalencia en ataque de la historia. Un conjunto que sólo con oír estos nombres, mete el miedo en el cuerpo a cualquiera. Una maravilla para cualquier entrenador. Un sinfín de cambios tácticos en la recámara. Un equipo de garantías para vencer a cualquier adversario, para desarrollar cualquier sistema táctico, y si es bien manejado, dejar en evidencia a las plantillas rivales, mucho más escasas en número y calidad de efectivos.

El problema del Madrid es el Barcelona. Si el eterno rival no hubiera ofrecido el nivel que lleva mostrando en los últimos años, el Floren-team habría hecho historia. Mourinho aprendió los errores tras el mazazo del 5-0 en feudo culé. Se quitó el complejo del madridismo de encima, ese que dice que el Real Madrid no puede salir a defender. Hizo una primera parte excelsa en lo táctico. Aguantó el bajón físico de la segunda, y llegó más entero física y mentalmente a la prórroga que su rival. Ganó justamente.

El pasado miércoles repitió estrategia. Pero la disposición táctica del equipo falló. No sé por qué, pero no era ni un reflejo de la vista en Valencia. La presión tarde y mal. No hubo contragolpes. No hubo ocasiones. Solo pelotazos. Apostaron por el 0-0, pero sin si quiera intentar matar a la contra. No se aprovechó la superioridad en el juego aéreo. ¿Por qué tiene que tirar Cristiano una falta cuando está a 35 metros? ¿No hay más probabilidades de hacer daño colgándola arriba y buscando el remate? Tanto en Liga como en Copa quedó demostrado que por ahí saldríamos victoriosos. No se hicieron bien las cosas. Luego vino el mazazo arbitral. Y el desastre en forma de goles. Pero hay que reponerse.

Hay que reponerse replanteando un partido de nuevo. Un partido en el que el empate a 0 ya no vale. Ni si quiera el jugar a la contra. Hay que dominar al Barcelona. Si el Madrid quiere aspirar a algo, debe trazar un plan que le permita dominar el partido. De cabo a rabo. Y espero que las quejas de Mourinho sólo sean de cara a la prensa. Que dentro del vestuario esté trazando un plan para agotar el escaso porcentaje de posibilidades que tenemos de remontar la eliminatoria. Por que llegar a semifinales no es fácil, y no se puede dejar todo por un mal partido.

Por eso, debe elegir entre todo su arsenal ofensivo, diseñar una táctica dominante, e intentar la machada. Mi apuesta va hacia el 4-4-2 con interiores. Casillas; Arbeloa, Carvalho, Albiol, Marcelo; Di María, Granero, Xabi Alonso, Cristiano; Benzemá, Adebayor. Se pierde mucha combatividad en medio campo, pero se gana un equipo capaz de elaborar en largo, en corto, y de tener desborde en banda. Los interiores deben trabajar muchísimo, pero para eso son dos portentos físicos. Arriba, la dupla franco-togolesa, asegura posibilidad de segundas jugadas, especialmente por los balones que puede ganar Emmanuel. La entrada de Granero en el once debería ser una variante más que positiva para ayudar al Madrid a ganar la posesión. Sin embargo, Mou es de los que gustan más del poderío físico de Lass. Algo que no comparto, pues tácticamente es un verdadero desastre. Dejemos que hable el balón y los jugadores, pero sobre el terreno de juego. This is football.
Publicar un comentario