Google

miércoles, 24 de octubre de 2007

El Arsenal y el fútbol dinámico

Juventud, ganas de triunfar, calidad individual...

El éxito de este Arsenal es un secreto que se venía preparando ya muchos años atrás. La gran labor de ojear futbolistas de 16-18 años y traértelos a tu club para formarlos, es una apuesta por la que pocos clubes de prestigio internacional apuestan. Porque no es fácil el tener paciencia con ellos, porque muchos equipos quieren resultados a corto plazo, y para ello desembolsan cantidades astronómicas de dinero.

Para Wenger y la dirección deportiva gunner es motivo de orgullo y realización personal, que los jugadores que ellos han formado sean los que arrasen en Europa. Y vaya si arrasan. Juego vertiginoso, cambios constantes de posición sobre el campo, velocidad... todo un lujo para el espectador. Y ante toda esta máquina bien engrasada de jugadores jóvenes y talentosos sobresale el director de la orquesta, ese al que todos conocemos por Cesc, pero que en Inglaterra llaman Fábregas. Ayer consiguieron la mayor diferencia de goles en Champions (ante el humilde Slavia de Praga eso sí), pero ¿hasta donde es capaz de llegar este equipo?

¿La Premier? Todo un reto, pero una posibilidad real. Con el Chelsea metido en una crisis interna profunda, y el inicio titubeante de los reds los chicos de Wenger tienen una oportunidad excepcional. La Champions quizás es una meta más lejana. La experiencia de los equipos que siempre están ahí, como el Milán o el Barcelona, puede provocar el nerviosismo en chicos que aún no tienen la madera necesaria para partidos de altos vuelos como una semifinal de Champions. Aunque ciertamente será precioso el verlos luchando como jabatos contra los cocos europeos, a los que espero encaren con el desparpajo y gracia que les está caracterizando.

Sin embargo, la máquina de producir talentos no para. El mismo proceso que creó esta generación sigue patente en la actualidad, formando a jóvenes como por ejemplo el ex culé Fran Mérida o el danés Bendtner. No tardaremos en verlos rayando al mismo nivel de sus compañeros, los alumnos privilegiados de la cantera gunner
Publicar un comentario