Google

domingo, 11 de noviembre de 2007

Aquellos maravillosos años...

Navegando por youtube encontré un vídeo que estuvo apunto de hacerme soltar unas lagrimillas. Gol de Barbarin en el Camp Nou, copa del rey 95-96. Era el 0-1.



A muchos, a los más jovenes os sonará a chino. En la historia de mi club, es una de sus páginas más brillantes. Aquella copa del rey dio a conocer al equipo a toda España. Jugábamos en 2ªB y habíamos dejado atrás a 3 equipos de primera.

La ronda previa no fue fácil. El San Sebastián de los Reyes fue un escollo para los pupilos de Lotina, al que solo pudieron vencer en los penalties. Pero la leyenda comenzó con la eliminación de la Real en Anoeta tras 20 lanzamientos de penalti por parte de cada equipo. Las imagenes del trenecito de los jugadores, festejando la increíble victoria emocionan a cualquier aficionado que no ha visto a su equipo más allá de la segunda B.

El apodo "matagigantes" se le impuso a los rojillos cuando eliminaron a otro Primera, el Racing de Santander. Pero la leyenda no quedó ahí, el Sporting de Gijón fue el siguiente.

Lo bonito de la historia estaba todavía por llegar. El Barcelona se cruzó en el camino de los rojillos. Un lleno histórico se produjo (gradas supletorias incluidas) al meter a 15000 aficionados en un estadio con capacidad para 3500. El partido se jugaba en febrero, y el Barça de Cruyff se quedó congelado en el césped de los viejos pajaritos. El Numancia marcó un gol en un corner en el minuto 1 de juego, pero el Barça gracias a dos goles de Juan Carlos Moreno (actual jugador Numantino) consiguió el empate a dos. En un acto de valentía y coraje, el Numancia se hechó arriba. No había color entre los equipos pero sucedió algo mágico. Algo que se tradujo en un golazo de vaselina de Movilla (actual Murcia), en el min 89, lo que provocó el delirio en las gradas. El partido fue visto por media España, teniendo una cuota de pantalla cercana a los 8.000.000, algo increíble.

El partido en el Camp Nou significó todo un éxodo Soriano a los pajaritos. La provincia entera de Soria no llenaría el Camp Nou si se lo propusieran. Pero 15000 desplazados en autobuses y coches particulares dieron color rojo a las gradas. Y el momento brillante llegó con el gol de Barbarin. Un 0-1 con el que todos cumplimos nuestro sueño. No importaba lo que pasara a partir de allí. La hazaña estaba lograda. Perder ya daba igual. Pero el Numancia mantuvo el tipo y el buen juego, y pese a perder 3-1 mereció marcar algún gol más. Desde esta eliminatoria, el Numancia fue el segundo equipo de muchos españoles. Ese que hizo temblar al Barça de Cruyff. Un equipo entrañable del que también salió el actual comentarista de Canal +, Raúl Ruiz. La anécdota de que en vez de calentar para el partido, los jugadores estaban firmando cual niños en el patio de un colegio, su nombre en las paredes de un vestuario, hace entrañable al equipo.

Por eso, por eso me saltaron las lágrimas al ver aquél gol en Youtube.

Edgar García-Alonso
Publicar un comentario