Google

sábado, 3 de noviembre de 2007

Duelo de titanes entre hermanos



Recordemos: Temporada 98-99. Málaga era lider de la segunda división y Numancia segundo. 2500 malagueños visitaron el feudo soriano en busca de certificar su ascenso matemático. Por su parte 7500 sorianos buscaban dar su aliento para que el equipo rojillo se acercase más al sueño de un ascenso (el primero) a primera división. A la liga de las estrellas. Sueño que finalmente ambos equipos harían realidad...

Fue un precioso partido. 0-0 pero lo bonito ocurrió en la grada. Una amistad entre aficiones se forjó aquel domingo, bajo las camaras del plus. Desde entonces se han repetido las comidas, hermanamientos, ya en Málaga, ya en Soria, ya jugara el Malaga B o ahora el primer equipo.

Temporada 2007/2008. La historia vuelve a repetirse, esta vez en La Rosaleda. Málaga comanda la tabla. Numancia es segundo a solo un punto de diferencia. Esta vez el ascenso parece posible, pero todavía queda mucho camino por andar. Si bien es cierto que junto al Sporting, parecen los dos bloques mas fuertes de la categoría, ya no por individualidades, sino como equipo.

El partido que mañana tendrá toda España oportunidad de presenciar, es un duelo entre los equipos con el mejor fútbol de la categoría. La ilusión y el ansia de ambos conjuntos de volver a primera, y sus rachas positivas hacen de este partido un referente obligado en la mañana del domingo. Vale, corre Faubel, y qué. Hablamos de fútbol, y la división de plata nos lo da en ocasiones de altos quilates.

Son baja por los sorianos Del Pino y Toché por lesión, Quero y Felipe por decisión técnica. Por los malagueños, Peragón es su baja mas significativa. Pero la larga plantilla de ambos conjuntos augura un gran espectaculo. El ganador, gana mucho: moral, 3 puntos, y un liderato. El perdedor, pierde más bien poco: seguirá arriba. Por eso ambos conjuntos saldrán sin miedo a la derrota, sin presión, sin ataduras. La Rosaleda volverá a vestirse con sus mejores galas.

FOTO: www.frente-bokeron.com

Edgar García.
Publicar un comentario