Google

viernes, 7 de diciembre de 2007

Agüero, ídolo desde su debut...

Sergio Agüero me llamó la atención poderosamente desde su debut en primera división. En un caluroso día de verano, mientras revisaba páginas de fútbol, vi la noticia: “Pibe de tan sólo quince años debuta en las filas del Rojo. Su nombre Sergio Agüero, su apodo, el Kun...” Se convertía en el jugador más joven en debutar en el fútbol argentino, con 15 años, 1 mes y 3 días.


En Argentina ocurren casos como este, pero mi sorpresa fue que el pibe siguió jugando con regularidad. Pese a todo, no sería hasta Noviembre de 2004 cuando convirtió su primer gol. A partir de ahí todo fueron alegrías. Su clase, su temple, su maestría, quedaban reflejadas en cada gol. Yo trasnochaba por verlo jugar. Me alucinaba que un jugador con ese talento estuviera siendo por el momento desapercibido para los grandes ojeadores mundiales.


Claro es, que con exhibiciones como la del gol a Racing de Avellaneda, en un clásico y de manera soberbia, desde su propia cancha, no podía seguir pasando desapercibido. Mi incógnita a partir de ese momento fue el quién se haría con sus servicios, cuándo y por cuánto dinero. Por su estilo sabía que España era su destino… No es un chaval con físico para el fútbol inglés y en Italia quizás no triunfaría.

El caso es que analizando el status del mercado, el Real Madrid estaba en ese momento involucrado en un proceso electoral, en el que nombres más consagrados se sobreponían al de promesas. El Barça tenía ya toda una legión de futuros hombres de ataque con mucho futuro. Pero nunca imaginé que el Atlético de Madrid fuese a apostar así por un chaval de apenas 18 años. Muchos eran los escépticos, y más aun con su irregular debut. Pero yo me mantuve en la afirmación de que merecería la pena.


Hoy en día Agüero se encuentra totalmente adaptado, a la liga y al club. El icono Torres parece completamente olvidado en el Manzanares. Completa una genial dupla con Forlán, y están conduciendo al Atlético a una de sus mejores temporadas, si echamos la cabeza atrás hacia los últimos años. Si el Atlético lo retiene, dará muchas tardes de gloria a sus aficionados. Porque el Kun, tiene pasta de crack, es de los Bojan, Messi o Kaká, aquellos que tienen algo diferente al futbolista común.

Por eso desde Tardes de Fútbol quiero felicitar al futbolista que he visto formarse, crecer y ahora madurar como profesional. Siempre confié en tu talento, y nunca me has defraudado. Eso sí, sigo esperando mucho más de ti. ¡Que grande eres Kun!

PD: Para los amantes de este jugador hay un vídeo de 30 minutos en infierno-rojo.com que pone los pelos de punta… Animo a descargarlo.

Edgar García-Alonso
Publicar un comentario