Google

domingo, 9 de marzo de 2008

La confusión reina en un Madrid sin identidad

La confusión reina en un Madrid sin identidad
Si el año pasado el Madrid se caracterizaba por su entrenador Capello, este año el equipo carece de identidad alguna . Actualmente disponemos de 11 jugadores puestos 'por azar' en el campo. Aunque este 'azar' siempre sea favorable a jugadores como el capitán Raúl o el rey del 'tiqui-taca' malí, alias Diarra. ¿Sabe este equipo a qué juega? No. Si alguien sabe cómo debe jugar el equipo, ese es Guti. Y como los entrenadores rivales son claramente mejores que el nuestro, ponen partido tras partido a 2 hombres encima de Guti, y cuando no son 2, son 3.

¿Qué hace ante esto Schuster? Le da un 'apoyo' de oro al canterano: Diarrá y Baptista. Más que apoyar, estorban. El primero es esconde, se acelera cuando tiene que tener calma y se calma cuando tiene que ser rápido. Su aportación al ataque es nula, y visto lo visto, mejor que siga siendo así, porque sus incorporaciones a las inmediaciones del área son como una película de terror. El segundo tiene sus virtudes pero muchos defectos. Con el balón de los pies es torpe, sus pases son imprecisos, y sus controles son más de una vez defectuosos. Sus movimientos son lentos y predecibles para el rival. A cambio ofrece una gran potencia y un gran disparo, especialmente en balón parado. Pero esto no es suficiente si de deja solo a Guti en la elaboración del juego.

Con la salida de Sneijder vimos ayer otro Madrid. Un Madrid al que le cuesta menos sacar la pelota, pues Guti obtiene mas libertad y más posibilidad de crear peligro. Los 2 ó 3 hombres se tienen que dividir entre los dos jugadores, y para Guti zafarse de 3 es imposible, pero de 1 no lo es tanto. Y así, con la ayuda del holandés, es cómo se pudo lanzar al ataque, y ganar el partido con un pase de esos a los que nos tiene acostumbrados, al que Raúl sacó petróleo y provocó un discutible penalti, que él mismo se encargaría de transformar, con una gran dosis de confianza.

Me gustó Marcelo, aquél al que tanto he criticado. Defensivamente me sigue pareciendo un fracaso, pero el primer gol llegó en una gran jugada individual suya, y las únicas acciones en las que el Madrid pisó el área blanquiazul en la primera parte fueron por su protagonismo. Chapeau Marcelo. La defensa no es el problema de este Madrid así que no voy a perder el tiempo en elogios o críticas a sus componentes.

Raúl no puede jugar como '9'. No puede porque no tiene la velocidad punta para aprovechar un pase al hueco. Cualquier central mediocre le gana en velocidad. Y ganas le pone. Y su colocación táctica es siempre impecable. Pero lo que no puede ser, no es. Y Raúl no puede ser delantero centro. ¿Para qué tenemos a Higuaín, Soldado y Saviola? ¿De adorno? Yo no sé que le pasa a Schuster con estos 3 jugadores. Ayer por lo menos, Higuaín fue titular, y pese a estar torpe, pero que muy torpe, metió un golito y dejó una mínima sensación de peligro. Soldado dispuso de más minutos de los habituales, 20 para ser exactos. El problema del chaval es que tiene tan poco tiempo para demostrar algo que lo intenta desde cualquier lugar, y las prisas no son buenas compañeras. Intentó por todos los medios el marcar un gol, y tuvo sus opciones, pero acelerarse en el momento decisivo no es bueno. Schuster dale más minutos al chaval, para algo lo hemos repescado de Osasuna de donde viene de hacer una gran temporada.

Drenthe estuvo perdido. Vuelve a recordarme al de principio de temporada. ¿Habrá vuelto a dar rienda a sus salidas nocturnas? Esto, como la identidad de este Real Madrid, es un verdadero enigma...

Edgar García-Alonso

Publicar un comentario