Google

miércoles, 12 de marzo de 2008

Fruto de un excelente trabajo numantino

FRUTO DE UN EXCELENTE TRABAJO

A estas alturas de temporada a nadie le sorprende ver al Numancia en lo más alto de la tabla y con un comodísimo colchón sobre el cuarto clasificado, concretamente 11 puntos sobre el Sporting de Gijón. Pero yo sigo totalmente sorprendido. El Numancia es el tercer equipo con menos presupuesto de la Liga BBVA, y lleva 8 años sin gastarse un euro en fichajes: todos los jugadores que llegan vienen libres o son cesiones. El mérito de un gran trabajo técnico realizado por el ex director deportivo Máximo Hernández y los aciertos en los fichajes del nuevo responsable Pacheta tienen mucha culpa de ello. Para mí las claves de este Numancia son las siguientes:

-El mister: De Gonzalo Arconada solo conociamos su frustrado paso por el banquillo de la Real Sociedad, y sus buenas campañas en segunda B con el Real Unión de Irún y el Burgos. Su experiencia en Segunda era nula. Su gusto por la posesión del balón y por el fútbol de toque en corto, además de su búsqueda de perfección en el sistema defensivo, hacen del Numancia un equipo con buen paladar futbolístico y además con una defensa impecable. Salvando las distancias recuerda al Barcelona campeón de la Champions, ese en el que todos corrían a por cada balón como perros hambrientos y sus infinitas posesiones acababan por desesperar al rival.

-Las rotaciones: En este equipo salvo contadas excepciones nadie es imprescindible. Si alguien del once inicial desentona, al próximo partido estará en el banco. Pregunten a Brit, Bolo, Toché, Jaio, Pavón o Sergio Ortega si sus malas actuaciones pasaron desapercibidas. Esto aumenta la competencia en el equipo, y hacen que ningún jugador se relaje, además de contentar a casi toda la plantilla, pues tarde o temprano, ya sea por lesiones o decisión técnica la oportunidad les llega a todos. El único jugador que no ha disfrutado de oportunidades es Sietes. Jugadores como Quero, Felipe Guréndez, Mario o Rafa Jordá han pasado a ser indispensables en los últimos encuentros.

-Una columna vertebral fija: Jacobo, Boris, Nagore y Julio Álvarez forman una columna vertebral de calidad para cualquier equipo de segunda división. Aunque se haya demostrado que el guardameta no era imprescindible, la experiencia en primera división y calidad individual de los otros tres jugadores está llevando en volandas al equipo. El centro del campo es honestamente el mejor de la categoría: es todo un lujo ver sacar la pelota a Nagore y bregar defensivamente, y que luego la coja Julio Álvarez y haga cosas extraordinarias.

-Bandas con desborde y calidad técnica: Juan Carlos Moreno, Carmelo, Quero y Del Pino son 4 interiores que podrían jugar perfectamente en primera división. Mencionar especialmente el caso de Moreno y Del Pino, ya que su trabajo defensivo es impagable.

-Dos laterales de lujo: Juanra y Beranguer. Defensivamente quizás los mejores de la categoría. Son puras rocas atrás y no se les va nadie por la banda. Casualmente son dos jugadores fichados de segunda B, pero eso no les impide lucirse en cualquier campo. Además ultimamente han mejorado su recorrido ofensivo, más concretamente el francés Beranguer, quién es de lejos el mejor jugador físicamente hablando del equipo.

-La portería no es un problema: Se lesionó Jacobo para dos meses, pero Alvaro Núñez, quien llevaba sin jugar 6 años continuamente no desentonó para nada. Además el tercer portero es Sergio Aragoneses, todo un lujo.

-La delantera: Bolo lleva 0 goles. Pero no es ningún problema, porque si no juega Bolo juega Brit y mete 2, si no Toché y también moja, y hasta el cuestionado Jordá está viendo portería en los últimos encuentros.

-Defectos: La afición no responde suficientemente al equipo en los partidos caseros. Apenas 5000 personas y poca animación. Pero parece que esta tendencia está comenzando a invertirse, ya que para el desplazamiento del sábado a Anoeta se esperan 1500 numantinos en Donosti. Quizás sea el partido del año para los aficionados rojillos. Otro defecto es que al equipo rojillo le cuesta demasiado sacar los partidos como local. Le falta pólvora arriba y marcar un sólo gol es una cuesta muy pronunciada. Fuera de casa es otra historia, y el Numancia se mueve como pez en el agua a la contra.

Con todo esto quiero decir que el mérito de este equipo es inimaginable. A mi me sorprende, pero a las casas de apuestas no, ya que desde antes de empezar la Liga el Numancia era el tercer favorito al ascenso. ¿Son adivinos? Yo ya no se que pensar... Sólo pienso en el partidazo del sábado Real Sociedad-Numancia. Y Tardes de Fútbol estará allí para informarles ;)

Edgar García-Alonso
Publicar un comentario