Google

jueves, 27 de marzo de 2008

Sobre la selección

"La 'roja' ilusiona". "Permiso para soñar". "Ganando así todo es posible".


Son los titulares de los periódicos deportivos de hoy después de la victoria de nuestra selección ante Italia por 1-0. A mi la verdad el partido de ayer no me dice mucho. El único recuerdo que tendré fue el golazo de Villa, una auténtica obra de arte. Los italianos jugaron a medio gas y daba la sensación que en cuanto quisieran apretar el pistón nos sentenciarían a la contra. España daba la sensación de controlar el partido pero sin profundidad alguna. Cómo me dijo mi amigo Dani esta mañana, muy parecido al Barça de los últimos partidos. Esto es lógico teniendo como motores del centro del campo a los mismos jugadores que tiene el Barcelona, Iniesta y Xavi.
.
Los equipos grandes destacan cuando tienen que destacar y los amistosos son para ellos 'sparrings'. Los equipos como España destacan en amistosos y en fases finales defraudan. De que nos sirve ganar a Francia, Italia, o Inglaterra si tenemos asumido que en una fase final no será así. La selección está plagada de buenos jugadores, pero yo no veo ese puntito de más que hace que una selección sea campeona. Me huele que otra vez nos quedamos en cuartos de final, ese 'uy, esta vez casi' de siempre.
.
Lo de la prensa deportiva ya cansa. Siempre tratan de crearnos ilusiones desmedidas en estas fechas previas a las citas decisivas. Yo apuesto por la cautela y la seriedad, más que por el algarabío producido hoy por haber ganado a la campeona del mundo. Trabajo, tranquilidad y cabeza fría. Y los goles como el de ayer espero verlos en fases finales y no en amistosos.
.
Por cierto dejo una pregunta en el aire. ¿Debería Bojan ir convocado para la Eurocopa? A mí me parece que por talento debería, pero psicológicamente aún no está preparado, debe ayudar de momento a conseguir títulos a las inferiores pues ya dispondrá de muchos años de internacionalidades en un futuro no muy lejano. Creo que es el 'crack' que tantos años llevábamos esperando y hay que mimarlo y tener mucha paciencia con él.
.
Edgar García-Alonso
Publicar un comentario