Google

domingo, 2 de marzo de 2008

Se truncó la racha a domicilio del líder Numancia

Se truncó la racha a domicilio del líder

Se truncó la racha. Ni todos los días son fiesta, ni el sol brilla eternamente. El Molinón es uno de esos estadios tabú, donde la victoria sólo llega cuando los planetas se alinean y la diosa Fortuna viste de rojo y azul… Ayer no fue ese día, y el Numancia cosechó su primera derrota a domicilio de la temporada, perdiendo 1-0 ante el Sporting de Gijón.

Ambiente muy hostil (no es novedoso), equipos mentalizados, partido roto desde el primer minuto. Los ingredientes perfectos para un duelo en lo alto de la tabla, en el que el Numancia tenía mucho menos que perder que su rival. Y perdió pero la vida sigue igual o parecida. El Sporting a 9 puntos y habrá que ver lo que nos depara la tarde con un interesante Celta-Elche, y por supuesto con la Real Sociedad quien recibe al débil Xerez.

El partido se puede resumir en pocas frases. El Numancia quiso, puso empeño y voluntad, toco con criterio, pero le faltó la profundidad necesaria para disponer de ocasiones serias de gol. El Sporting, visiblemente más nervioso por la necesidad de conseguir los 3 puntos y por tener enfrente un rival tácticamente mejor posicionado, lanzaba contragolpes rápidos pero sin mucho peligro. El Numancia repitió 11 inicial y planteamiento táctico (el 4-5-1 del día del Hércules), pero algo no le gustaba a Gonzalo. No paró un momento de dar órdenes a Julio Álvarez, Felipe, y Mario, para que permutaran sus posiciones constantemente. Pero el partido se rompió en una jugada aislada, en el que un balón sin aparente peligro lo convierte Mate Bilic en un pase de gol tan extraordinario como inverosímil, que Kike Mateo con mucha sangre fría, lo convirtió dejando atrás a Palacios y sentando a Álvaro Núñez.

Tras el descanso, muchas cosas cambiaron. Arconada dio entrada a Del Pino, que reaparecía tras dos meses de lesión, por un desaparecido Mario, y el Numancia comenzaba a reunir muchos más efectivos en la zona de ataque. Los laterales ejercían casi de extremos, y la acumulación de hombres en la medular era peor que uno de esos típicos atascos de las tardes de domingo, de regreso a la gran urbe. Los recogepelotas practicaban la ‘huelga’, llovía saliva desde la grada (pregúntenselo al bueno de Arconada y su chaqueta), y las botellas de coca cola, cerveza, y agua, parecían tener alas (y tapones), pues se ‘escapaban’ de las manos de sus propietarios misteriosamente.

El Sporting, con la tranquilidad que da el ir por delante en el marcador, lanzaba, ahora sí, contras envenenadas, en las que San Saturio tuvo que poner de su parte para darle algo más de emoción al partido y audiencia a Canal +. Los últimos 15 minutos fueron de embotellamiento total en el área sportinguista, pero un Numancia sin claridad de ideas y un Sporting con fortuna y orden defensivo rubricaron el 1-0 final. Ni Bolo ni Quero que habían sustituido a Toché y Carmelo pudieron hacer nada para cambiar el signo final del partido.

Lo importante sigue pasando por casa, y es allí donde debemos confirmar nuestra candidatura al ascenso. Los partidos de fuera hay que tomarlos a partir de ahora más como un ‘premio’ que como una ‘obligación’. Si se puede arañar algo, bienvenido sea, pero ganándolo todo en Los Pajaritos, el Numancia volverá a la Liga de las Estrellas.

PD: ¡El CMA Soria campeón de la Copa del Rey de Voleyball! Machada ante el poderoso Unicaza Arukasur, al ganar 3-2 en la final disputada en Teruel. 7 años después volvemos a ser los ganadores de esta competición, la cual nos otorga una plaza el año que viene en Champions. ¡FELICIDADES CHICOS!
Foto: www.marca.com

Edgar García-Alonso
Publicar un comentario