Google

miércoles, 25 de junio de 2008

España busca la gloria frente a la revolución rusa

Pues aquí estamos, quien nos lo iba a decir cuando empezó este campeonato de la Eurocopa 2008 en Basilea (Suiza). Sin duda pocos creo eran los aficionados españoles que apostaban por un futuro tan próspero para nuestra selección.

Pero ya se ha pasado la barrera de cuartos, con lo que no está todo hecho, pero sí que se ha conseguido dar un paso de gigante. Ahora toca demostrar que esto no era un espejismo, que no ha sido la fortuna como muchos piensan la que nos ha traído hasta aquí, sino que nuestro equipo desborda en lo que a calidad se refiere y que nuestro seleccionador es uno de los mejores, o por lo menos ha sabido afrontar cada partido de la mejor forma.

Digo lo de la fortuna porque creo que ante Italia fuimos superiores y de hecho fue la propia fortuna la que nos dio la espalda de cara al gol durante 120 minutos. Pero llegada la tanda de penaltis se impuso la justicia y el trabajo de los nuestro se vio recompensado.
.
Ahora tenemos en frente a Rusia, a los cuales les metimos cuatro golitos en el partido inaugural de La Roja, dando un buen comienzo a lo que puede acabar de forma increíble. Pero Rusia se ha llenado de moral, dejando por el camino a una Holanda que parecía
favorita a ganar el europeo, y un chaval de 27 años, que responde al nombre de Andrei Arshavin (Zenit St. Petersburg), ha conseguido que todos los clubs del Viejo Continente recuperen de sus agendas el número de su manager (Dennis Lachter).

España no se puede confiar, y tampoco nos puede dejar con la miel en los labios después de lo de Italia, por lo que parece que Luis Aragonés va a utilizar el mismo once titular que ya dieron una lección a Rusia, con la única gran duda de Senna, el cual parece estará recuperado para la ocasión. Si no lo estuviera, sería Xabi Alonso (todo indica a que seguirá en el Liverpool y no se irá a la Juve) el que saldría en su lugar, un buen recambio para la ocasión, más ofensivo. Parece que la táctica de España va a ser parecida a la utilizada frente a Italia, tocar y tocar dominar el centro del campo y así anular toda posibilidad de caer en la revolución rusa.

Por parte de los de Guus Hiddink, especial atención al ya mencionado Arshavin, y estaría también atento a Zhirkov y al siempre feliz, Pavlyuchenko, el cual ya nos hizo un gol. Importante para España es la baja de Denis Kolodin por doble amarilla, un defensa con un disparo muy potente como ya demostró frente a los de Van Basten.

Para terminar, solo desear lo mejor a España en su próximo encuentro, y atentos habrá que estar hoy a la otra semifinal, donde Turquía, casi sin jugadores, intentará plantar cara a una potente Alemania.
Publicar un comentario