Google

jueves, 12 de junio de 2008

Esta sí es Croacia (2-1)

Ni rodillo ni leches. Para ganar al fútbol hay que jugarlo bien. Y eso es lo que ha hecho Croacia, con un gran Modric, que cada día me gusta más, como director de orquesta. Alemania no ha tenido más recurso que la épica y los balones colgados para intentar perforar la portería de Pletikosa. Croacia, rozando la perfección en alguna fase del partido, ha llevado el tempo en todo momento, y ha sabido matar el partido cuando los alemanes se hacían las esperanzas de ganar un punto por la heroica. Schweinsteiger, en una jugada absurda, fue el primer expulsado de la Eurocopa.

Alemania es un equipo sin ideas ofensivas, que basa su juego en el fútbol directo y en los buenos lanzadores de media distancia que tienen. Pero Croacia gusta del buen fútbol, como los buenos paladares gustan de pata negra y caviar. Modric, excelente, Srna incisivo cual cuchillo bien afilado, y Olic, con uno de los mejores trabajos sucios que he visto en la Euro como delantero (sin olvidar a Nuno Gomes), volvieron loca a la débil defensa alemana. La altura no es el único factor decisivo a la hora de defender bien, y Metzelder y Mertesacker ya van dándose cuenta. Aunque la culpa de los goles reside principalmente en Lehman y Jansen. El portero alemán ya va percibiendo que los años también pasan factura, especialmente a la hora de perder reflejos. 2-1 y Croacia casi clasificada salvo carambola mayúscula. Alemania, presumiblemente segunda, tendrá que verse las caras con la excelente Portugal de los amigos Deco y Ronaldo en cuartos. Cruce inesperado para los bávaros, y posiblemente, decisivo para ellos.

Croacia 2 (Srna, Olic) - 1 Alemania (Podolski)
.
RECOMIENDO LEER
.
Publicar un comentario