Google

martes, 10 de junio de 2008

La 'oranje' arrolla a Italia (3-0)

La tarde del lunes 9 de Junio nos tenía reservados los dos primeros partidos del Grupo de la Muerte. El primer partido decepcionó, con una Francia sin ideas ofensivas y una Rumanía que daba por bueno todo lo que fuera sumar ante la subcampeona del mundo. Pero el duelo entre italianos y holandeses nos dejó muy satisfechos en lo que a fútbol se refiere. Ambas selecciones dieron un recital de ganas de jugar bien al fútbol, pero la táctica de la selección de Van Basten, comandada por Sneijder y Van der Vaart, arrolló a la italiana, con Pirlo y Gatusso que acabaron totalmente desquiciados.

Van Basten tenía la llave para contrarrestar a la Italia de Donadoni. El once era innovador y revolucionario, pero tenía como misión anular el centro del campo italiano y a la vez dar libertad a sus hombres más creativos. Los contragolpes también eran imposibles para la 'azzurra' con el gran trabajo de los pivotes De Jong y Engeelaar. El sistema usado por el técnico holandes era un 4-2-3-1, y Van der Vaar y Sneijder tenían total libertad de movimientos. Kuyt realizaba un trabajo feo pero impagable en banda. Y Van Nistelrooy era el '9' de sus mejores tiempos. La defensa estuvo perfecta, con dos laterales inesperados (se especulaba que Gio jugaría de stopper, y Boulharuz no estaba ni convocado) que rayaron a un nivel sobresaliente. Los centrales, cumplidores, estuvieron perfectos al corte, y el portero, Van der Sar, respondió cuando tuvo que actuar, en aquel paradón a tiro de falta de Pirlo.

Ante un equipo que raya a la perfección poco se puede hacer. Porque Italia no propuso mal fútbol, con un Di Natale muy activo y unos Gatusso y Ambrosini muy participativos en las acciones ofensivas. Donadoni no supo rectificar ante el mejor planteamiento del técnico holandés y sucumbió con su equipo. Porque Holanda pudo acabar la primera parte con 4-0 fácilmente, pues aparte de los dos goles (vaya obra de arte el segundo), un penalti no pitado a Van Nistelrooy y un mano a mano que el mismo falló ante Buffon pudieron dejar el partido sentenciado antes del descanso. Pero Italia es Italia, y al mínimo resquicio de aire que les dejes coger, se sobreponen y te la juegan. Y cuando Italia juega un partido todo huele a épico. Y la épica intentaron los azulones, que no bajaron la cabeza en ningún momento. La entrada de Grosso y Cassano les dió mucha más verticalidad y profundidad. Pero cuando más cerca se veía el 2-1, y tras un paradón de Van der Sar, la máquina de jugar al fútbol holandesa tiró otro contraataque perfecto, y Gio (vaya carrerón se pegó) remató a gol el servicio final de Kuyt. 3-0 y Italia queda muy tocada anímicamente para el próximo partido, aunque si juegan como saben, creo que están un escalón por encima de Francia.

El partido de las 18 fue mucho peor en cuanto a nivel. Rumanía se sabía inferior, pero renunciaba a poner el autobús detrás. Con una buena línea defensiva y un centro del campo incansable con Chivu como comandante, no dejaron en ningún momento jugar cómodos a los franceses. Los 'bleus' por su parte, echaron de menos un enlace entre la media, excesivamente estática y de contención, y la delantera, con Benzema ansioso de demostrar lo que vale. Las bandas estuvieron algo desasistidas, y cuando recibieron balón, tanto Ribery como Malouda fueron contenidos por los laterales rumanos. Especial mención merece Rat, quien estuvo perfecto durante todo el choque. El tiempo pasó y Rumanía gastó sus naves para seguir presionando y corriendo a los franceses. Mientras Domenech, buscaba más ataque con la entrada de Nasri y Gomis, pero sin arriesgar el resultado excesivamente. Finalmente, 0-0 justo y peligroso para ambos equipos, más para nuestros vecinos, quienes seguramente contaban con una victoria en este primer choque, y ahora deben jugarse todo ante Italia.

El crack --> Sneijder. Omnipresente. Partido 10 del jugador madridista. Participó decisivamente en los dos primeros goles y en el juego de su equipo durante todo el encuentro. Sencillamente, perfecto.

La sorpresa --> Gio y Boulharuz. Dos jugadores que no se esperaban como laterales cumplieron a la perfección, y en el caso de Gio, se sumó al ataque creando muchos apuros a los italianos.

La decepción --> Francia. En un partido presumiblemente fácil, no fueron capaces ni de crear una ocasión clara de gol. Mal panorama para los 'bleus'.

RECOMIENDO LEER

El Balón Europeo
--> La nueva 'naranja mecánica' y una lección de fútbol

Tremendamente Motivados--> Paises Bajos, alto fútbol

Órbita Gustems--> Cuando el talento espera en la recámara

El 'Hacha' de Rubén Uría--> Holanda destroza el muro de Italia

Planeta Áxel--> Zurich y Berna: la noche y la mañana

Publicar un comentario