Google

miércoles, 25 de febrero de 2009

Las tablas se apoderan de los equipos españoles en Champions


Dos empates fue lo que consiguieron Barcelona y Atlético de Madrid en sus respectivos encuentros de Champions League. Eso sí, dos empates con distinto sabor para cada uno de los clubes, siendo el equipo culé el que tiene más segura su apuesta por la Liga de Campeones. Por el contrario el equipo colchonero concedió dos goles en el Calderón que le pueden hacer bastante daño en la vuelta.

Los octavos de final se presentaban fáciles tanto para el Atlético de Madrid como para el Barcelona, recibiendo el equipo colchonero al Oporto en casa, líder de la liga portuguesa. Por su parte el conjunto de Pep viajaba a Lyon, donde los de Puel sabían que no eran favoritos, pero conocían los últimos resultados del Barcelona.

El equipo de la Ciudad Condal salió con todos sus efectivos disponibles para tratar de dejar la eliminatoria resuelta antes del partido de vuelta, pero Juninho Pernambucano puso a los locales por delante con un libre directo de esos que quitan el habla. Tras el gol, Benzema se encontró con el poste, al igual que lo hizo Eto’o e la primera parte. El partido estaba abierto, con ambos equipos tratando de buscar el gol sin ser nada conservadores, pero el marcador no se movió al descanso.

La segunda mitad se mostró igual que la primera, con ambos equipos sabiendo todo lo que había en juego y un Messi bastante apagado por la presión que le ejercían en cuanto cogía el balón, al igual que ocurrió con Xavi, los franceses sabían donde había que atacar. Pero a la salida de un córner, Henry, ya quinto goleador de la historia de la Champions (el primero es Raúl con 62 goles).

En el otro partido el Atlético de Madrid dejó escapar una oportunidad inmejorable para dejar la eliminatoria encaminada antes de viajar a Oporto, pero los fallos defensivos y la efectividad de Lisandro, quien supo poner las cosas en su sitio cada vez que el equipo del Manzanares se ponía por delante, dejan la cosa bastante complicada para los de Resino.

En los otros partidos del martes, el Arsenal se llevó la victoria frente a la Roma, con un gol de Van Persie en la primera parte. En el otro encuentro el poderoso Manchester United viajó al Estadio Giussepe Meazza para enfrentarse al Inter del siempre enemigo Mourinho. Los ‘Red Devils’ fueron muy superiores, pudiendo haber sentenciado la eliminatoria en la primera parte, pero finalmente el partido acabó sin goles.
Publicar un comentario