Google

lunes, 24 de agosto de 2009

El United le mete cinco al Wigan de Martínez


Si hace exactamente una semana publicaba que el Wigan de Roberto Martínez presentaba maneras para luchar por un puesto en la liga inglesa, hoy, y a pesar de que me duela, ya que le deseo lo mejor a este joven entrenador español, tengo que decir que el Manchester United pasó por encima de los Latics metiéndoles una manita. Cinco goles que han dejado muy tocado al Wigan, el cual parecía que tenía una apuesta segura por la Premier League, pero han demostrado que tienen mucho trabajo por delante.

La temporada no pudo comenzar mejor para el técnico español, ya que consiguió una buena victoria frente al Aston Villa en la primera jornada. Pero la segunda jornada no fue tan positiva, ya que cayeron derrotados por la mínima frente al Wolverhampton, un recién ascendido. Y si echamos una mirada a esta última jornada, la cosa sí que ha sido un desastre.

El Wigan recibió a un United que venía creando muchas dudas en los primeros días de este curso. Una victoria y una derrota, curiosamente también frente a un recién ascendido, el Burnley, saltaron las alarmas del infierno de Manchester. Michael Owen no veía portería, el centro del campo no funcionaba y una defensa débil que pide a gritos la recuperación de Rio Ferndinand.

Pero el encuentro frente al Wigan fue distinto. Sir Alex Ferguson decidió realzar 7 cambios con respecto al partido anterior, y fue una decisión muy correcta por parte del entrenador escocés. A pesar de que la primera parte no fue muy buena para ninguno de los dos equipos, fueron los Red Devils los que dominaron sobre el césped de WD Stadium.

La segunda parte fue otra cosa, con Rooney como protagonista, marcando dos goles para los suyos, los cuales significaron el gol número 100 y 101 que marca el internacional inglés con la camiseta del United. Berbatov también encontró la fortuna del gol y Owen marcó su primer gol en competición oficial. Nani cerró una segunda parte propia del Manchester con el quinto gol justo antes de que el colegiado pitara el final.

Cinco goles que van a doler durante toda la semana al Wigan, pero que servirá a los de Martínez para aprender cómo enfrentarse a los grandes de la Premier.

En la próxima jornada los Latics se las verán con el Everton en Goodison Park, pero antes tendrán que dar un pasito más en la Carling Cup frente al Blackpool, conjunto de la segunda división inglesa
Publicar un comentario