Google

lunes, 10 de agosto de 2009

Eterno Capitán, R.I.P.


El pasado sábado el fútbol se volvió a vestir de luto para rendir homenaje a la muerte del espanyolista Dani Jarque, jugador que se había estrenado como capitán perico en el también estreno del nueva casa ‘perica’. El conjunto de Mauricio Pochettino se encontraba en Florencia de pretemporada, preparando una apuesta por La Liga que debería ser más poderosa que la del año pasado. En su día libre, porque así lo había decidido el técnico argentino, Dani Jarque prefirió quedarse en el hotel donde estaban concentrados, mientras que muchos de sus compañeros salieron a hacer turismo. En su habitación, el que siempre será eterno capitán, charlaba con su novia por teléfono, con la que iba a tener un hijo en pocos meses, pero este dejó de hablar.

Ante la sorpresa, su compañera sentimental llamó a Ferrán Corominas, delantero del conjunto blanquiazul, para que fuese a la habitación a averiguar porque se había cortado la conversación telefónica. Corominas, más conocido por Coro, avisó al Delegado del Espanyol, con el que pidió un duplicado de llaves de la habitación de su compañero. Lamentablemente, cuando ambos entraron a la habitación, se encontraron el cuerpo sin vida de Dani Jarque, el cual había sufrido un ataque al corazón (hoy se le realizará la autopsia y probablemente se conozcan más detalles).


Desde el momento en el que la noticia se hizo pública, miles de aficionados han pasado por la puerta 21 del nuevo estadio de Cornellá-El Prat para mostrar su dolor y condolencias a todos los familiares y allegados al jugador. El estadio podría cambiar su nombre, e incluir el del jugador, mientras que otras personas también piden que se retire el dorsal 21 en su memoria.

Un suceso trágico que nuevamente nos hace recordar lo ocurrido con Antonio Puerta y otros muchos futbolistas que perdieron su vida en circunstancias extrañas, si tenemos en cuenta que son deportistas de élite. Pero la máquina humana es muy compleja, y nunca entenderemos porque puede suceder esto a gente de tan portentosa salud.

Desde aquí le damos nuestro más sincero pésame a la familia de Dani Jarque, un futbolista que a sus 26 años todavía tenía mucho que demostrar al fútbol español. Todavía consternados solo podemos llorar la muerte de una persona increíble y darle ánimos a toda la familia espanyolista en estos momentos tan difíciles.
Publicar un comentario