Google

domingo, 17 de enero de 2010

Poco gol y derrota en San Mamés

El Real Madrid demostró mucha falta de gol en La Catedral de Bilbao, algo que aprovecharon los Leones para vencer por la mínima. El buen comienzo del Athletic de Bilbao fue suficiente para dar los tres puntos a los de Caparrós, quienes hacen al Barcelona campeón de invierno. El encuentro destacó por la dureza del juego, algo que está en el itinerario de todas las visitas del Madrid a San Mamés. Benzema dijo bastante poco, y cuando quería alzar la voz, un gran Iraizoz le robaba protagonismo. La victoria del Barcelona sobre el Sevilla deja la apuesta del Madrid en liga algo tocada, ya que los culés se aventajan en cinco puntos.

Caparrós sabía cuál era el antídoto frente a las estrellas del Real Madrid. Juego duro y fortaleza defensiva para tratar de pillar a la contra. La lesión de Higuaín dio paso a Benzema, quien necesita oportunidades para consagrarse y ganarse un puesto para el Mundial de Sudáfrica 2010. El partido comenzó muy favorable a los locales. El Athletic arrancó con ganas, y el Real Madrid lo pagó con un gol en el minuto 2. Fernando Llorente remató a placer un córner sacado desde la izquierda por Yeste. Antes del gol, el Athletic había estrellado el balón dos veces a la madera.

Poco más duró la ofensiva vasca. El Real Madrid se puso manos a la obra e hizo desaparecer prácticamente a su rival del terreno de juego, que solo recurría al juego subterráneo para evitar la igualada. El colegiado del encuentro, González Vázquez, tuvo momentos complicados, pero supo mantener la calma a base de amonestaciones. Pudo empatar el Madrid antes del descanso, pero la falta de acierto y las buenas actuaciones de Iaizoz mantuvieron el resultado igual.

En la segunda parte se siguió el mismo guión. El Madrid arriba y el Athletic aguantando con uñas y dientes. Tanto Cristiano Ronaldo como Benzema tuvieron grandes ocasiones, al igual que un Kaká que sigue demostrando que no está al máximo de sus posibilidades. Guti salió en la segunda mitad, dando algo más de profundidad al juego blanco, pero todo era inútil en San Mamés.

Gurpegui fue expulsado por doble amarilla y Llorente sufrió un claro penalti poco antes del final. Los tres puntos dejan al Athletic a las puertas de Europa, mientras que el Real Madrid deja que el Barcelona sea campeón de invierno y consiga una cómoda ventaja en la tabla.
Publicar un comentario