Google

domingo, 28 de febrero de 2010

Tormenta blanca en Tenerife


El Real Madrid visitó ayer Tenerife en un partido marcado por la ‘tormenta perfecta’. El posible temporal no evitó que el conjunto de Pellegrini volviera golear, como ya lo hiciera la jornada pasada frente al Villareal. Ayer no fueron seis goles, pero si cinco que matan muchos fantasmas en las visitas al Heliodoro Rodríguez López. Como ya hiciera frente al Barcelona, el Tenerife se creció al tener enfrente a un grande, pero la gran pegada del Real Madrid acabó con todas las esperanzas de los chicharreros. Higuaín volvió a conseguir otro doblete, haciendo así meritos para ser una de las primeras opciones de Maradona en su apuesta por el Mundial de fútbol. El seleccionador de la albiceleste ha probado a muchos jugadores, pero son pocos los que le servirán para hacerse con Sudáfrica.

Volviendo a l partido de Tenerife, los locales salieron con ganas de aguar la fiesta blanca. El Real Madrid jugaba antes que el Barcelona y se podía poner líder momentáneamente, metiendo así presión a los de Guardiola. No decepcionó y a la media hora de partido, el Pipita abrió el marcador del Heliodoro. Los de Oltra no bajaron los brazos, pero antes del descanso, el argentino volvió a dejar claro que el Madrid se jugaba mucho en la tarde de ayer. Tras el descanso, el Tenerife marcó un gol que no debió subir al marcador. Ayoze cometió falta sobre Casillas, pero el colegiado Ramírez Domínguez quiso echar una mano a los tinerfeños.

A pesar de las ayudas arbitrales, Kaká tardó dos minutos en volver a poner tierra de por medio y Cristiano Ronaldo de penalti sentenció un encuentro que no brilló por mostrar un gran fútbol. Raúl, que salió a falta de 15 minutos para el final, marcó el quinto, igualando así a Di Stefano con 227 goles en la liga española. Con ese resultado los blancos se colocaron momentáneamente líderes, pero el Barcelona no perdonó, aunque sufrió en el Camp Nou frente al Málaga, por lo que las cosas siguen igual en el campeonato liguero.
Publicar un comentario