Google

domingo, 7 de marzo de 2010

Fiesta blanca con remontada


Los de Pellegrini consiguieron ayer una victoria que no solo sirve para colocarse líderes aprovechando el pinchazo del Barcelona, sino también para afrontar el partido de vuelta de los octavos de final con otra cara. El Sevilla se había colocado con un 0-2 en la segunda parte que hacía dudar de las posibilidades de victoria, pero la salida de Guti y Van der Vaart al terreno de juego dieron otro aire al equipo, dejando claro que ambos deben disfrutar de muchos minutos porque la máquina blanca funciona así de otra manera.

El Sevilla se adelantó en el marcador gracias a un gol en propia puerta de Xabi Alonso y demostró que tiene equipo para plantarle cara a cualquier grande. Navas y Perotti, junto a Capel, destrozaban por las bandas, aunque no lo hacían de la misma manera que en la primera vuelta en Nervión. Jesús Navas se está ganado a pulso su asistencia a la apuesta por el Mundial 2010 de España. Otro que también está haciendo meritos para estar en Sudáfrica es Andrés Palop. El guardameta valenciano estuvo espectacular durante casi todo el partido.

En el segundo periodo el Real Madrid siguió mostrando ganas de darle la vuelta al marcador, pero uno de los goles más tontos de la temporada dejó sin habla al Santiago Bernabéu. Dragutinovic botó una falta que no llevaba ningún peligro pero que acabó en las redes de la portería defendida por Casillas. A partir de ahí y con la entrada al terreno de juego de Guti y Van der Vaart, el Real Madrid mejoró su juego y encamino una remontada épica con goles de Cristiano Ronaldo, Serio Ramos y Van der Vaart, ya en el descuento, que significan el liderato.

Inyección de moral para recibir al Lyon en un escenario que ayer explotó de júbilo. Ahora solo queda esperar al once inicial que utilizará Pellegrini frente a los franceses, ya que la afición pide que, por lo menos, Guti sea titular.
Publicar un comentario