Google

martes, 6 de julio de 2010

A Schweinsteiger le gusta el blanco

El Real Madrid sigue buscando un compañero de batalla para Xabi Alonso, alguien que pueda jugar a su lado y crear un centro del campo de garantías. Son muchos los nombres que han sonado en los últimos meses, entre los que me gustaría destacar a De Rossi y Steven Gerrard. Aunque con el Mundial todavía en juego el mercado de fichajes no tiene el protagonismo ni la dedicación que debería, los clubes hacen sus números y esperan al 11 de julio para que empiece una carrera que va a ser decisiva de cara a la temporada que viene. El Mundial de Sudáfrica es el mejor escaparate y jugadores como Schweinsteiger, uno de los protagonistas en la apuesta de la selección alemana, ya ven como muchos clubes les quieren entre sus filas.

Uno de esos equipos que ha podido preguntar por él, o por lo menos mostrar su interés, es el Real Madrid. Como dije antes, sus objetivos prioritarios para el centro del campo eran De Rossi o Gerrard, pero por si estos fallan, el crack alemán podría ser una de las mejores opciones. Ya ha quedado demostrado en la cita mundialista que el blanco de la selección alemana le sienta muy bien y el propio jugador ha dicho que ese es su color favorito. Además, parece que Mourinho ha sido el que ha colocado a Bastian Schweinsteiger como posible alternativa si finalmente no se hace efectivo el fichaje de Steven Gerrard o De Rossi, aunque el de este último está muy complicado.

La llegada de Schweinsteiger a la capital española sería un acierto por parte del Real Madrid. El jugador alemán ha demostrado ser un luchador, además de tener experiencia en partidos importantes, algo que en muchas ocasiones colapsa a muchos profesionales de este deporte. Sin ir más lejos, el año pasado estuvo a punto de conseguir la Triple Corona europea, llegando con el Bayern de Múnich hasta la final en un escenario que se podría convertir en su casa, el Santiago Bernabéu. Pero, a pesar de que el Real Madrid le podría querer entre sus filas, el conjunto alemán seguro que no se lo pone nada fácil. Puede que vivamos lo mismo que vivimos el año pasado con Ribery y es que la directiva del Bayern y del Real Madrid están siempre en una lucha permanente.
Publicar un comentario