Google

jueves, 7 de marzo de 2013

Análisis táctico Manchester - Real Madrid

Análisis táctico del Manchester - Real Madrid. Ferguson ganó en la pizarra a Mourinho.Ferguson le ganó la partida a Mourinho sobre la pizarra táctica. Pero el Real Madrid pasó la eliminatoria. Un detalle, la innecesaria expulsión de Nani a los 10 minutos de comenzar la segunda parte, sumergió al Manchester United y a su entrenador en un caos anímico y táctico del que el Real Madrid supo obtener los dos goles que necesitaba para clasificarse. Mourinho fue mejor que Ferguson durante 15 minutos, lo cual le bastó para llevar a su equipo a los cuartos de final de la Champions League.

Alex Ferguson sabía como parar al Real Madrid. El técnico del United preparó un equipo dispuesto a regalar la pelota al rival, pero a no dejarle crear peligro. La posesión del Real Madrid fue en torno al 65%, números con los cuales no se siente cómodo ante rivales que defienden tan bien. Danny Welbeck anuló a Xabi Alonso con un marcaje individual propio de otras épocas, y Giggs y Nani lanzaban al equipo a la contra, con un letal Van Persie esperando su oportunidad. La defensa del Madrid sufrió mucho, ya que no afrontó casi ningún contraataque inglés en superioridad numérica. Varane, Coentrao y Diego López tuvieron que dar lo mejor de sí mismos para evitar la avalancha 'devil'.

Mourinho planteó el partido con su clásico 4-2-3-1 y sin ideas aparentes sobre como hacer daño al United. Dejó libres a Khedira y Arbeloa (dos de los jugadores menos prolíficos en lo técnico e imaginativo del conjunto merengue) y focalizó sus esfuerzos en frenar a Ozil y Cristiano, a los cuales anuló durante gran parte del encuentro. Solo el buen hacer táctico de Higuaín, dejándose caer a banda derecha para generar superioridad numérica junto a Di María, parecía desestructurar un poco la tela de araña de Ferguson.

Con la expulsión todo cambió. Mourinho quitó a su defensa más limitado en ataque (y que además tenía tarjeta amarilla), y metió a un jugador de tres cuartos de campo, Luka Modric, que por fin justificó su fichaje. Luka se mostró fresco, rápido y certero. Realizó más regates que todos sus compañeros hasta el momento. Se asoció con Özil y Kaká para generar paredes, espacios y oportunidades. El gol llegó desde fuera del área, pero la avalancha blanca era ya un hecho para entonces. El Manchester se bloqueó, se metió en su área, y defendió muy atrás, posicionalmente y sin ninguna intensidad. El segundo gol de Ronaldo fue cuestión de Inercia (y de una maravillosa jugada colectiva entre Özil e Higuaín).

Con el 1-2 el Madrid no supo leer el encuentro. Podría haberlo dormido, dominando el medio campo. Pero volvió el 4-2-3-1, separó demasiado las líneas defensivas y ofensivas, y regaló el balón y las oportunidades a un United en inferioridad. Pudo y debió marcar el 2-2 el United, pero Diego López se salió. Mal planteamiento táctico a partir del minuto 70 por parte del Madrid, que en condiciones normales hubiera dormido el partido y sentenciado la eliminatoria en alguna galopada de Ronaldo. Pese a que tenía dos goles de margen, sufrieron hasta el último minuto. Lo más importante estaba conseguido: cuartos de final. Mourinho deberá afinar una táctica que sale a pedir de boca contra el Barcelona, pero que presenta muchas dudas ante los grandes europeos. Bayern, Juventus, Dortmund e incluso Oporto, están por encima del Real Madrid a nivel táctico a día de hoy.
Publicar un comentario